Lil Suseth Morón

Lil Suseth Morón

Social media planner
Lil Suseth Morón

Lil Suseth Morón

Social media planner

Marcas que se hacen amar: ¡La gran estrategia!

Del Lovemarks al inbound marketing, las emociones como estrategia.

En el 2004 Kevin Roberts creó el término de Lovemarks, homónimo de su libro, para definir la estrategia de mercadeo orientada al consumidor. Para ese entonces, fue una novedad y un “boom” pensar que para posicionar un producto había que escuchar lo que quería el cliente, conocer sus emociones y apelar a sus sentidos para así posicionarse en su mente y lograr mantener una relación leal y estable en el tiempo. Fue entonces que las empresas a través de sus marcas, empezaron, o continuaron, el camino hacia fijarse más en su consumidor y a tratar de satisfacer realmente sus necesidades buscando crear un poder emocional, un lazo indestructible en el tiempo: amor puro y simple.

Luego, conforme la era de la tecnología iba desarrollándose y logrando alcances que hoy conocemo, la incursión y la presencia de las marcas, empresas, productos y servicios en la web hizo necesario ir adaptando el marketing tradicional, centrado en las ventas, a cómo se desarrolla o cómo se conecta hoy en día con el cliente/consumidor.

Una de estas adaptaciones es el concepto que hoy se conoce como inbound marketing, o mercadeo de atracción, el cual, al igual que la estrategia del Lovemarks, está diseñado para llamar la atención del individuo o cliente más allá de la razón, y preferiblemente desde la emoción.

El inbound marketing es una estrategia caracterizada por su búsqueda en la atracción de clientes o consumidores potenciales, dándoles libertad de decidir qué contenidos quieren ver o de cuáles disfrutar. A través de blogs, técnicas SEO, videos, redes sociales, webs, etc., los contenidos son presentados y es el consumidor quien decide qué es lo que realmente llama su atención, lo que le interesa.

Ahora, también el manejo de la data viene a jugar un rol fundamental en esto de llegar al corazón del consumidor. Un ejemplo claro de esta práctica es NETFLIX, el ahora gigante de transmisión de contenido en streaming, que combina de manera magistral estrategias de inbound marketing y la utilización del big data. Una vez identificados los gustos y preferencias del usuario, van directo a mostrarle lo que él quiere ver.

Al hacer una buena práctica de la estrategia de mercadeo de atracción o inbound marketing, la empresa o producto está tratando de lograr esa conexión que cultiva el Lovemarks. El que el potencial cliente o consumidor, crea tanto en ti, crea tanto en tu producto o marca que te siga y busque lo que ofreces en cualquier medio online u offline, y llegar a convertir ese interés en fidelidad. En amor puro y simple.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *